fbpx

Tiempo de lectura 7 min.

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

Los 7 pecados capitales que impiden que seas bachiller…y cómo evitarlos.

Ser bachilleres nos abre muchas puertas, pero aún así, muchos no lo logran. Estos son los siete pecados que impiden que seas bachiller y cómo superarlos.

En Colombia se estima que 10 millones de adultos no son bachilleres. Es una cifra escandalosamente alta. Sobretodo porque cada vez es más fácil ser bachiller.

No solamente permite tener empleos mejor pagados y de mayor calidad. También permite desarrollar una carrera profesional.

A muchas de esas 10 millones de personas, no les interesa ser bachiller. Pero a otras muchas sí que les interesa.

No me quiero poner religioso hoy, pero es cierto que en la moral cristiana, se presentan narrativas que son muy didácticas para sus seguidores. Una de ellas, la de los site pecados capitales. Evítalos y estarás más cerca de ese anhelado sueño.

Pecado #1. Desconocer que se valida en un solo examen.

Muchas personas aún creen que deben estudiar durante varios años para graduarse de bachilleres y esa perspectiva los saca corriendo. Incluso, a muchos los detiene el hecho de no contar con sus certificados de grados anteriores, lo que los obligaría a estudiar todo nuevamente.

En educación por ciclos, donde se cursan dos grados por año, efectivamente, todo el bachillerato tarda 3 años y 5 años primaria y secundaria. Es una eternidad. Este sistema es ideal para menores de edad.

Pero educación por ciclos es totalmente diferente de la validación.

En la validación, si eres mayor de edad, puedes ser bachiller presentando un solo examen. Lo realiza el ICFES y si obtienes al menos la mitad del puntaje, tienes derecho a recibir diploma, certificado por el mismísimo Gobierno Nacional. No se requieren certificados de grados cursados.

Pecado #2. No empezar nunca.

Hablo con muchas personas sobre este tema. Con algunas, el diálogo se ha extendido por años. No se deciden a empezar, por diversas razones. Espero que no te ocurra a ti.

Algunos dicen que el examen es muy difícil y ya se les olvidó todo. Otros, que están muy viejos o que no tienen los recursos para validar.

Al final, si uno no quiere empezar, seguramente encontrará montones de excusas. Pero te aseguro que para cada una, hay solución.

Te pueden interesar los mitos y realidades de la validación del bachillerato.

El examen de validación no es fácil, pero está lejos de ser imposible. En los últimos cinco años el ICFES ha graduado a más de 40.000 personas, y créeme que no son todos genios.

Las preguntas se basan en situaciones de la vida real y quién con más experiencia en la vida que aquellos que ya han vivido unas cuantas décadas.

Nosotros hemos preparado estudiantes desde 16 años hasta 56. La edad no ha sido ninguna limitación.

A quienes no han querido empezar les decimos esto.

El tercero de los siete pecados que impiden que seas bachiller, tiene que ver con el manejo del tiempo.

Pecado #3. No prepararte con anticipación y dedicación.

Cada año, los exámenes suceden en marzo y agosto. Tres a cuatro meses antes de esa fecha debes realizar el registro ante el ICFES.

Eso significa que en la práctica, puedes tomar la decisión de validar tres a cuatro meses antes de que suceda el examen. Pero, ¿es suficiente?

Es posible que sí, pero en mi experiencia lo más probable es que no.

Al final, depende de dos factores.

  1. Cuál es tu nivel actual de conocimientos.
  2. Cuánto tiempo tienes para dedicar al estudio.

Es como llenar un vaso con agua. Si el vaso está muy vacío (pocos conocimientos), tardará más tiempo en llenarse. Pero también tardará más tiempo si colocas una gota a la vez, aunque el vaso esté casi lleno.

En muchas instituciones te ofrecerán períodos de preparación de 6 meses o un año. En general eso es suficiente. Con nuestro programa Objetivo Once esa duración puede ser menor o mayor, dependiendo de los puntos (1) y (2) que acabo de citar.

Pecado #4. No leer lo suficiente.

La lectura es muy importante, tal vez es lo más importante de todo. No solamente para el examen de validación sino para la vida. Todo el conocimiento del mundo está escrito, ya sea en libros o en páginas de internet.

Imagina la prosperidad en la vida como una pirámide. La lectura y especialmente la comprensión lectora están en la base. Y eso se logra leyendo. No hay una fórmula secreta.

Te pueden interesar los superpoderes que da una buena comprensión lectora y por qué sin ella, no llegas ni a la esquina.

Nosotros siempre aconsejamos que leas mucho. De lo que más te guste o te interese, pero no pares de leer. Si ya tienes hijos, el amor por la lectura es una de las cosas que más les servirá en su futuro.

Pecado #5. No tener buenos hábitos de estudio.

El quinto de los siete pecados que impiden que seas bachiller, tiene que ver con hábitos y rutinas.

Ocurre también a menudo que no sabemos estudiar. Cada sesión de estudio es poco productiva. Es decir, se aprende poco en cada una.

Es primordial desarrollar buenos hábitos. Uno de ellos, tal vez el más importante, definir un horario semanal para estudiar. La neurociencia nos demuestra que las rutinas preparan al cerebro y el cuerpo para lo que viene, ya sea estudiar, hacer ejercicio, dormir o comer.

Te puede interesar AVISO. Define tu horario de estudio. Detente ya si no lo has hecho.

Pero hay muchos más hábitos que te ayudan a aprender. Eso será motivo de todo un artículo en este blog. Por ahora, te dejo con este documento, elaborado por el Instituto Fundamentos para el Pensamiento Crítico.

A partir de la pagina 6 en el documento Cómo estudiar y aprender una disciplina vas a encontrar las 18 ideas para convertirte en un estudiante experto. Con que aplique al menos cinco de esas ideas, notarás los resutlados.

Pecado #6. Memorizar en lugar de aprender.

No me mal interpretes. Memorizar es importante.

De niños aprendimos de memoria que 8 × 6 = 48 y que toda palabra esdrújula lleva tilde. No habríamos llegado muy lejos en matemáticas si no hubiéramos memorizado las tablas de multiplicar y seríamos la vergüenza de la familia si violáramos las leyes básicas de la ortografía.

El asunto es que memorizar está lejos de ser suficiente en el aprendizaje. Es una pésima estrategia, sin embargo, muchos estudiantes lo hacen.

Más aún, estamos en una era en la que nuestra memoria está siendo reemplazada por la memoria de miles de máquinas conectadas en red, de una manera infinitamente más eficiente.

Es gratis y muy fácil hacer cualquier consulta en Google. La respuesta la tenemos al instante.

Si basas tu aprendizaje en la memorización o la mecanización, las máquinas podrán hacer más rápido lo que tu haces. Además lo harán mejor y sin ningún costo. Serás un ser humano redundante.

Yo sé que es una visión apocalíptica, pero es lo que está ocurriendo. Acaso, ¿los vehículos autónomos no son una amenaza para millones de personas en el mundo que viven de conducir un vehículo? ¡Piénsalo!

Pero no nos desviemos. El ICFES tiene un banco de preguntas que se está renovando constantemente. Lo tienen que estar actualizando pues los tiempos cambian y cambian las circunstancias.

De nada sirve que te aprendas las respuestas correctas de algunos simulacros. La probabilidad de que te hagan las mismas preguntas es prácticamente cero.

Por eso nuestros simulacros están acompañados de talleres. Los simulacros identifican tus vacíos de conocimientos pero son los talleres donde adquieres nuevos conocimeintos.

Pecado #7. No tomar el control de tu proceso.

Te suena el refrán, ¿Le faltaron cinco centavos pal peso? o ¿Mató el tigre y se asustó con el cuero?

Increíblemente ocurre mucho. Son personas que han desarrollado todo su proceso, pero al final, algo les hace falta.

No hicieron el registro ante el ICFES en la fecha que debían. Se levantaron tarde el día de la prueba o se les olvidó cuál era la fecha. Dependían de otra persona que hiciera algo y esa persona no hizo algo.

El algo puede ser muy variable. No canceló el registro ante el ICFES, no realizó el registro en PRISMA, no lo recogió para llevarlo al lugar del examen, no le pagó (o prestó, o regaló o colaboró) lo requerido para estudiar.

Quienes llegan a esta etapa, logran vencer todos los obstáculos, pero les hace falta algo esencial. Les falta tomar verdaderamente las riendas de su propio destino. No depender de nadie más que de sí mismos para lograr sus objetivos.

Tomar el control significa anticipar lo que pueda ocurrir en el camino que impida que logres tu sueño de ser bachiller y tomar las medidas para que no ocurra.

Independientemente de la etapa en que te encuentres, no cometas alguno de estos siete pecados que impiden que seas bachiller.

Realmente ser bachiller es muy posible. En esta página te damos infinidad de razones por las que hoy más que nunca, es muy viable ser bachiller.

No olvides dejar tus comentarios abajo.

Mucho ánimo y buen genio.

2
Deja un comentario

avatar
1 Comentarios de la cadena
1 Respuestas de la cadena
0 Seguidores
 
Comentario con más reacciones
Cadena de comentarios más activa
2 Autores de comentarios
CarlosJavier Eduardo Garcí Autores de comentarios más recientes
más reciente más antiguo más votado
Javier Eduardo Garcí
Invitado
Javier Eduardo Garcí

Gracias x toda la información dios lo bendiga x ser tan Franco pero en realidad es muy dificultoso tener internet y computadoras las cuales no sé manejar y hace 35 años no tomo algún estudio y el que me interesa es de un solo examen pero x el tiempo que llevo sin estudios será muy dificultoso gracias x todo quede muy satisfecho con el favor que tengas un excelente día

Artículos destacados

Gratis Simulacro de Prueba SABER 11

Objetivo Once

por TuBachillerato.co

El método probado para pasar la Prueba SABER 11 del ICFES que es también el examen de validación.

Rápido Confiable Posible