Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

La comprensión lectora nos da superpoderes. ¿Cómo mejorarla?

Para mejorar en comprensión lectora debes leer, leer y leer. Es vital para el bachillerato y para la vida. Es esencial para todas las materias del examen de validación y para la prueba SABER 11 pues te permite entender los textos y lo que se pregunta.

Se aprende piano, tocando las teclas, se aprende a manejar con las manos al volante y se aprende a leer, leyendo. No hay fórmula secreta.

No me malentiendas. Casi todos aprendemos a leer de niños. Pero la comprensión lectora es otro cantar. No se trata de recorrer los garabatos que llamamos letras y entender cada palabra.

Sabemos leer cuando logramos dominar las 3 etapas de la comprensión lectora:

  1. Entender todo lo que está escrito en un texto.
  2. Entender la intención del autor, aunque no esté escrita en el texto.
  3. Formarte una opinión crítica y propia sobre el texto.

Muchos no pasan de la primera etapa y eso es una lástima. Es casi como no saber leer.

Mi consejo es que leas mucho. Lee desde ya. Con diccionario a la mano, siguiendo los siguientes pasos.

4 pasos para mejorar tu comprensión lectora

Para ejercitar tu capacidad de comprensión lectora, realiza el siguiente ejercicio.

PASO 1. Selecciona un texto

La lectura hay que disfrutarla. Por eso, es importante que selecciones un texto de un tema que te encante. Algo que te aporte a nivel profesional o personal. Algo que realmente quieras o necesites.

Cuando éramos pequeños nos ponían a leer unos ladrillos de libros que no entendían ni los profesores. Temas aburridísimos. Yo, por ejemplo, de todo lo que me pidieron leer en el cole, solo recuerdo un libro que me haya gustado: «La rebelión de las ratas», de Fernando Soto Aparicio.

Sin embargo, en paralelo estaba leyendo novelas e historias que me encantaban. Me topé con «Papillón», «El planeta de los simios», «El padrino» y una de mis favoritas de niño, «Tarzán de los monos». Eso sí hizo que desarrollara amor por la lectura.

Es vital que escojas temas que te encanten.

PASO 2. Léelo dos veces.

Para aprender a correr, primero hay que aprender a gatear y a caminar. Aquí sucede igual. Vas a aprender una habilidad que posiblemente tienes poco desarrollada.

Por ello, hay que tomarlo con calma. Usualmente cuando leemos, no estamos pensando en la comprensión lectora. Solo leemos. Y por eso, es poco lo que logramos comprender. A menudo tenemos que regresar en la lectura, volver a leer y releer para entender.

Empieza entonces leyendo al menos dos veces el texto seleccionado. Ojo que no me refiero a leer dos veces todo un libro. No. Escoge segmentos cortos. Un párrafo, una sección.

Lo importante es que leas para comprender. Haz de cuenta que lees para luego contárselo a alguien más.

PASO 3. Escribe tu propia versión sin ver el original.

En este punto, estás leyendo algo que te encanta. Escogiste un párrafo o una página y lo hiciste un par de veces. Tal vez más. Ahora llegó la hora de la verdad.

Escribe lo que recuerdas. Toma una hoja de papel en blanco y ponte a escribir todo lo que recuerdes, sin ver el texto original. Esto último es muy importante. No te hagas trampa pues te estás pegando un tiro en un pie.

No te afanes en escribir el resumen bien o bonito. Todo lo que interesa es que escribas la mayor cantidad posible de ideas del texto original.

Apóyate si quieres, haciendo una grabación de audio de tu resumen. Algunas personas son más auditivas que visuales. (Ver la teoría de las inteligencias múltiples de Howard Garner para más información).

PASO 4. Compara ambos textos.

¿Cómo saber si comprendiste? Muy sencillo. Compara tu resumen con el texto original y revisa diferencias, identificando dos cosas específicamente.

ERROR TIPO 1. Errores entre tu versión y el original.

Es decir, aquellas ideas que en tu resumen escribiste como A, cuando en realidad eran B. Por ejemplo, lee el siguiente texto.

«Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo.»

Si en tu resumen escribiste que «El padre de Aureliano Buendía fue a conocer el hielo», cometiste un error pues en realidad fue Aureliano Buendía quien fue a conocer el hielo, llevado por su padre.

Se capta la idea, ¿cierto?

ERROR TIPO 2. Ideas importantes que no incluiste.

Por ejemplo, si un texto menciona las ideas A, B, C, A, D, A; en tu resumen no puedes omitir la idea A. Pareciera ser algo importante, repetido varias veces.

Pero no me mal interpretes. La importancia no necesariamente está en la repetición. Está en el eje central del texto, en la idea o mensaje que el autor quiere transmitir.

Por ejemplo, en el siguiente texto

«Amerigo Bonasera estaba sentado en la Sala 3 de lo Criminal de la Corte de Nueva York. Esperaba justicia. Quería que los hombres que tan cruelmente habían herido a su hija, y que, además, habían tratado de deshonrarla, pagaran sus culpas.»

En tu resumen podrías decir que un señor estaba sentado esperando, que habían herido su hija, seguramente la habían maltratado, pero no puedes omitir el hecho de que el señor está buscando que se hiciera justicia.

Ya vas captando cuál es el meollo del asunto.

PASO 5. Realiza los pasos 1 a 4 cuantas veces puedas.

Lo siguiente es repetir el ejercicio cuantas veces puedas. Cambia de textos, cambia de temas o escoge capítulos diferentes del mismo texto.

El hecho es que será muy importante que repitas los pasos 1 a 4 hasta que no cometas errores o que sean mínimos. Ten muy presente esto.

Tus errores son tu oportunidad de mejora. Aprende a identificarlos y conviértete en un súper lector.

Antes de iniciar, ten en cuenta estos consejos

Debes disfrutar la lectura. Escoge temas que te encanten o sobre los que tengas algún interés, ya sea para desarrollo personal o profesional.

Comienza con un párrafo, luego dos y así vas aumentando la extensión de la lectura hasta leer textos completos.

No importa el género. Lo importante es leer, que lo disfrutes y que te ayude a enriquecer tu vocabulario.

Sí importa que los textos estén bien escritos. Quiero decir. No tomes los textos de tu muro de Facebook. No es la mejor fuente. Básate en fuentes que se esfuercen por respetar el idioma. Pueden ser libros, periódicos o revistas que gocen de buena reputación.

Ten un diccionario a la mano, en físico o digital (como el de la Real Academia Española para Android o iPhone), pues debes entender lo escrito. Cada vez que haya una palabra desconocida, detente, no sigas. A veces podrás deducir su significado, pero evita esa tentación. Búscala inmediatamente en el diccionario y luego continúa. Eso no solamente enriquece tu vocabulario sino que te ayuda con la comprensión del texto.

Algunas ideas de textos para comenzar

Para encontrar textos bien escritos, Internet es una buena fuente y es gratis. Solo te debes esforzar un poco buscando buenas fuentes en aquellos temas que más te interesan.

Aquí te dejo una corta lista de sugerencias en textos de poesía, divulgación científica, artículos de opinión, cuentos, minicuentos y novela. Posteriornmente estaremos publicando un artículo más completo de fuentes de lectura para una diversos géneros.

Muchos éxitos con el ejercicio. No olvides dejar tu comentario, pregunta o inquietud abajo.

Deja un comentario

Deja tu comentario

Artículos destacados

Gratis Simulacro de Prueba SABER 11

Objetivo Once

por TuBachillerato.co

El método probado para pasar la Prueba SABER 11 del ICFES que es también el examen de validación.

Rápido Confiable Posible