Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on whatsapp

La ilegalidad en la validación. El cáncer que nos afecta a todos.

Te voy a contar una pequeña historia. Algo de lo que me enteré hace poco.

Secuestradores de diplomas

Fue algo que le ocurrió a una de mis estudiantes que terminó su bachillerato en un colegio de Bogotá.

La institución se negó a entregarle el diploma, como es su obligación. Le estaban pidiendo un dinero que no tenían porqué pedir. Era como secuestrar el diploma y cobrar un rescate.

Madre e hija acudieron en múltiples ocasiones a lo largo de varios meses, a recoger lo que por derecho le correspondía a la niña, sin embargo, en cada ocasión alguna nueva excusa tenían para no entregar el diploma.

Todo se reducía a una ambición inescrupulosa por recoger más dinero. Así de simple.

La niña estaba aspirando a una oportunidad de trabajo formal, pero el riezgo de perderlo era alto por no tener su diploma. La situación era crítica pues la mamá, una mujer trabajadora y polifacética, se encontraba sin empleo hacía 4 meses.

Afortunadamente, después de mucha insistencia y amenazarlos con tomar acciones legales, finalmente entregaron el diploma y la niña logró el empleo, tras competir con 200 aspirantes. Algo digno de admiración.

Este tipo de cosas me hacen hervir la sangre. Historias como esa escucho con bastante frecuencia. 😡😡😡

Cerca de 10 millones de adultos en Colombia no tienen diploma de bachiller.

¿Por qué te cuento esto?

En parte, porque escribir estas letras me ayuda a desahogar la rabia que me producen esos bandidos. Pero más importante aún, por que, quiero que sepas que yo jamás haré algo así.

Es mi promesa contigo y con todos mis estudiantes. Nunca haré algo ilegal para perjudicarte o favorecerte y haré todo lo que esté en mis manos para que seas bachiller.

Ese es mi compromiso personal. Aportar un grano de arena para que muchas personas avancen en su propósito de ser bachilleres, en forma legal. Es mi manera de hacer patria.

¿Sabías que en Colombia puede haber unos 10 millones de adultos sin diploma de bachiller?

Es un verdadero drama y los bandidos se aprovechan de la necesidad.

No voy a negar que muchas personas todo lo que quieren es obtener su diploma y están dispuestos a conseguirlo así sea comprándolo. A diario recibo llamadas de personas que me piden cotizarles un diploma.

¿Cómo saber si te están ofreciendo algo ilegal?

Es sorprendemente fácil de detectar. Aquí te daré las claves.

En Colombia hay dos programas creados por el Ministerio de Educación para que un adulto se haga bachiller.

Empiezo por contarte que en Colombia hay dos sistemas legales para que un adulto pueda obtener su diploma de bachiller: educación por ciclos y validación del bachillerato. Ambos creados por el Ministerio de Educación.

Educación por Ciclos

En resumen, se cursan dos grados por año, por tanto, todo el bachillerato tarda tres años. El diploma lo entrega la institución educativa en la que te matriculas. Es ideal para menores de edad que dejaron el colegio y de esta forma pueden recuperar tiempo perdido.

Validación del Bachillerato

Consiste en presentar un solo examen que otorga diploma de bachiller a quienes lo pasan. Lo realiza el ICFES y ellos mismos entregan tres certificados incluyendo el diploma. El único requisito es tener al menos 18 años el día de la prueba. El ICFES es la única entidad autorizada para realizar el examen.

¿Dónde está la clave?

Normalmente la ilegalidad se presenta cuando te ofrecen estudiar unos cuantos meses, como en un programa de validación, pero te ofecen el diploma, como en educación por ciclos.

¿Por qué es ilegal?

Porque si te entregan el diploma, debiste estudiar por ciclos dos grados por año, durante un mínimo de 40 semanas anuales (10 meses). Como resultado de cumplir con los requisitos académicos, la entidad te otorga el diploma.

Si te ofrecen estudiar pocos meses, te estarían ofreciendo un programa de validación, pero recuerda que la única entidad autorizada para realizar el examen y entregar el diploma es el ICFES.

Al ofrecerte estudiar poco tiempo y entregarte el diploma, te están estafando.

El engaño de los «derechos de grado»

Usualmente te van a cobrar dos servicios: el estudio y los derechos de grado.

Lo primero no es ilícito. Cualquier empresa te puede ofrecer servicios educativos. Para eso no se requiere licencia de funcionamiento como entidad educativa.

Desde empresas que venden libros o plataformas para estudiar, como las que ofrecen un paquete completo con libros y clases presenciales, en una institución o a domicilio. Como cuando unos padres de familia contratan a un profesor para los refuerzos de un hijo. Es totalmente legal.

En los «derechos de grado» está la trampa. Le han dado un nombre elegante a algo que es ilícito. Ahí es donde, sin darte cuenta, estás comprando el diploma, o más exactamente, te lo están vendiendo sin que te des cuenta.

Los «derechos de grado» son el disfraz de legalidad que le dan a un acto ilegal, en el que muchas instituciones venden diplomas.

El dinero que corresponde a los derechos de grado se lo transfieren a una entidad educativa real, con licencia de funcionamiento. Ellos son quienes emiten el diploma.

En otras palabras, tu diploma lo emite una entidad en la que jamás estudiaste y muy posiblemente ubicada en otra ciudad.

Es un diploma aparentemente genuino que cumple con todos los parámetros de la ley. Sin embargo, recuerda que en la validación del bachillerato, la única entidad autorizada para otorgar el diploma es el ICFES, como resultado de presentar y pasar un examen de conocimientos.

El cáncer que nos afecta a todos

De esta situación somos víctimas tanto personas como instituciones bien intencionadas.

Con frecuencia me comentan de una u otra endidad que prometió algo que no pudo cumplir y se perdió con la plata. Ellos no querían obtener su diploma en forma ilegal. Fueron engañados y estafados.

Eso afecta la credibilidad en general de todo el sistema.

Se convierte en el mayor obstáculo para que las personas de bien se decidan a iniciar el proceso de preparación y presentación del examen con instituciones de bien. La desconfianza es el principal freno para muchos.

Comprar un diploma es como comprar un billete falso. Comprador y vendedor saben que es falso, aunque sea más caro que uno original.

También están las personas que abiertamente piden que les vendan un diploma y las que descaradamente, ofrecen su venta a módicos precios, incluso por Facebook.

Es como comprar, un billete falso, a sabiendas de que es falso y más caro que el original.

En conclusión

Como ves, en lo que tiene que ver con bachillerato para adultos hay una gran necesidad y hay bastante ilegalildad, que ha afectado tanto a personas como a instituciones bien intencionadas.

Si has pensado en comprar tu diploma, mi consejo es que no lo hagas, por múltiples razones.

Para empezar, ya hay demasiada corrupción en nuestro querido país, para contribuir a aumentarla. A diario nos quejamos de lo corruptos que son los políticos. Mal haríamos en adoptar sus mismos vicios.

Además de todo, los empleadores cada vez más frecuentemente, están verificando la procedencia legal de los certificados. Sería muy vergonzoso que estés aspirando a un trabajo y el mismo empleador te informe que tu diploma es falso. Seguramente tendrás que olvidarte de trabajar en la empresa de tus sueños.

Al final la decisión es tuya.

¡Piénsalo!

¿Qué opinas? Déjanos un comentario abajo.

Deja un comentario

Deja tu comentario

Artículos destacados

Gratis Simulacro de Prueba SABER 11

Objetivo Once

por TuBachillerato.co

El método probado para pasar la Prueba SABER 11 del ICFES que es también el examen de validación.

Rápido Confiable Posible